viernes, 28 de junio de 2013

La AFIP nos persigue como la SS

¿Qué se discute cuando se discute de política? ¿De qué se habla? ¿Qué se dice, aún sin querer decirlo?
La otra noche, en el programa "A dos voces" (¿se acuerdan cuando Lanata lo llamaba A dos sobres?) se hacía la clásica recorrida por todas las voces opositoras, no ya al gobierno, sino a un modelo ideológico, que a veces hasta el gobierno nacional abandona. Primero habló Lilita, después De Narváez, y luego Michetti, y llevando el hilo conductor: el señor Marcelo Bonelli. El telón de fondo era LA PERSECUCIÓN A LA JUSTICIA.por parte de la feroz SS del gobierno: La AFIP. Bonelli, a todos, dijeran lo que dijeran, les preguntaba "¿Este gobierno persigue a los opositores mandándoles la AFIP? Y todos, claro, decían que sí, que es terrible, que nunca se vivió una cosa igual...Pero dentro de la bolsa de gatos y de temas que cada invitado fue presentando para hacer ver al gobierno nacional como una dictadura agobiante, quedó atrapado una cuestión de fondo que nadie discutió, y que pasa de largo como colectivo lleno y se instala fuertemente en el imaginario popular: Pagar impuestos es un castigo. Queda dicho aunque no fue dicho que el que paga impuestos es una víctima de la persecución. Ya no es el idiota o el boludo, como en los '90; ahora es una pobre víctima que debe ser rescatada de las garras del Estado. Es muy interesante, porque esta gente es la misma que pide a gritos que se debe invertir en trenes, en rutas, en hospitales, al mismo tiempo que considera que pagar impuestos no es algo digno, sino un castigo. ¿De dónde creen estos señores que debe salir el dinero para sostener un Estado?, me preguntará usted con razón. ¿Tan tontos son que no se dan cuenta que entran en contradicción? Es que no entran en ninguna contradicción. Esta dirigencia lo que anhela es que empresas privadas se encarguen de la obra pública nacional. No quieren un Estado presente. No quieren un Estado si no sirve exclusivamente para asegurar el control social, a fuerza de represión, claro.
Lilita fue muy clara. En una de sus visiones proféticas dijo (literalmente) "Todos somos perseguidos por la AFIP". Y acá no se equivoca Lila, todos debemos pagar nuestros impuestos, en nuestra cuota y posibilidades. De otra manera no hay posibilidad de Estado. Instalar que contribuir con el Estado de todos es negativo e inutil, es atentar directamente contra lo público, contra el Estado mismo. Esto es lo que se dice abiertamente en programas de difusión política, y debemos escucharlo bien porque son propuestas claras de cierta oposición que se esfuerza en no hacer propuestas, pero a veces se les escapan sin que se den cuenta.
DON CHICHO
Pd: Antes de que salten aclaro: Si algunos delincuentes roban dineros públicos deben ir presos, Anular la importancia del pago proporcional de impuestos porque algunos se chorean la guita es tonto o mal intencionado. He dicho (Don Cosme, se lo extraña)

1 comentario:

quizás también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...